La Congregación para los Obispos en el Vaticano ordenó investigar a Mons. Oscar Cantú, Obispo de San José en California (Estados Unidos) ante acusaciones por malos manejos de casos de abusos sexuales e inconductas. La investigación se realiza de acuerdo al motu proprio Vos estis lux mundi, una norma establecida por el Papa Francisco en 2019 para estos casos.

Fuentes vaticanas dijeron a CNA, agencia en inglés del Grupo ACI, que la investigación la ordenó en octubre el Cardenal Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos, ante acusaciones acerca del manejo de casos de abusos e inconductas en la Diócesis de Las Cruces en el estado de Nuevo México, donde Mons. Cantú sirvió entre 2013 y 2018.

Un oficial de la congregación, que habló anónimamente ya que la investigación es confidencial, dijo que el Papa Francisco ha adoptado una política de “tolerancia cero” respecto al manejo que los obispos estadounidenses hacen de los casos de inconducta sexual de miembros del clero.

El oficial dijo que si bien algunos medios han recibido de modo crítico el reciente Informe McCarrick del Vaticano, sobre los abusos del excardenal Theodore McCarrick, sería errado pensar que no hay lecciones aprendidas con este caso.

“La idea de que los errores pasados no han sido identificados y de los que no se ha aprendido simplemente no es verdad. Se ha hecho un trabajo y el nuevo proceso se aplica”, indicó.

Oficiales del Vaticano confirmaron a CNA que la investigación se realiza bajo los términos del artículo 1 §1, b de Vos estis lux mundi, que se refiere a “acciones u omisiones dirigidas a interferir o eludir investigaciones civiles o investigaciones canónicas, administrativas o penales, contra un clérigo o un religioso” en casos de abuso sexual.

Un segundo oficial del Vaticano precisó que las investigaciones que se realizan bajo Vos estis lux mundi son preliminares y no hay cargos formales aún. “Esto no es un juicio, no lo es. El obispo tiene toda la presunción de inocencia y sigue en su puesto, como es debido. El proceso seguirá y se desarrollará de modo apropiado”, destacó.

Ambos oficiales prefirieron no comentar sobre las acusaciones específicas contra Mons. Cantú o si estas se refieren a clérigos que aún sirven como sacerdotes.

Los dos oficiales dijeron a CNA que la investigación la lidera el Obispo de Phoenix, Mons. Thomas Olmsted, a quien se le informó mediante la Nunciatura Apostólica en Washington a finales de octubre.

Consultada sobre la investigación, la Diócesis de Phoenix dijo a CNA que “no tiene ninguna información para compartir en este asunto”.

Un vocero de la Diócesis de San José dijo a CNA que “el Obispo Cantú no ha sido notificado de ninguna investigación respecto a este asunto”.

Vos estis lux mundi le permite al Vaticano decidir en qué momento un obispo bajo investigación es notificado de la misma. Una fuente cercana a la investigación de Mons. Cantú dijo a CNA que no se espera que el obispo sea formalmente notificado en este caso sino hasta la conclusión de la investigación preliminar. En ese momento se le permitirá presentar su defensa.

La Diócesis de Las Cruces recibió múltiples acusaciones de abusos sexuales que habrían sido perpetrados por clérigos décadas atrás.

En febrero de 2019, luego que Mons. Cantú dejó la diócesis, se ordenó la publicación de miles de páginas de archivos diocesanos respecto a 28 sacerdotes que fueron creíblemente acusados de abusos sexuales.

En febrero de 2019 la Diócesis anunció que los oficiales de la cancillería entregaron voluntariamente archivos personales diocesanos al fiscal general de Nuevo México y que se reveló que otros 13 sacerdotes fueron acusados creíblemente en otras diócesis del estado.

La Diócesis de Las Cruces fue creada en 1982. Muchos de los sacerdotes que han trabajado en ella fueron enviados de manera temporal o permanente, procedentes de otras diócesis de Estados Unidos, o de órdenes religiosas.

La Diócesis tiene una lista actualizada de los clérigos creíblemente acusados de abuso y en agosto Mons. Peter Baldacchino, actual Obispo de Las Cruces, actuó para retirarle sus facultades a un sacerdote jubilado en relación a acusaciones de abusos cometidos en la década de 1990.

Un vocero de la Diócesis de Las Cruces prefirió no comentar sobre el tema.

Mons. Oscar Cantú, de 53 años, nació en Houston en 1966 y fue ordenado sacerdote en esa arquidiócesis el 21 de mayo de 1994.

Recibió la consagración episcopal en 2008 para servir como Obispo Auxiliar de San Antonio. En 2013 se convirtió en Obispo de Las Cruces y fue designado Obispo Coadjutor de San José en julio de 2018.

CNA solicitó una declaración sobre la investigación a la Nunciatura Apostólica en Estados Unidos pero no recibió respuesta.

Los obispos de Crookston, Mons. Michael Hoeppner; y de Brooklyn, Mons. Nicholas DiMarzio también están siendo investigados por el Vaticano según lo establecido en Vos estis lux mundi.

Traducido y adaptado por Walter Sánchez Silva. Publicado originalmente en CNA